31.12.10

Perdiendo el trabajo...

Dicen los que saben que este es el último año antes de que reviente todo a la reverenda mierda, mas como lo único que se es que no se nada, debo apegarme a un saludo de fin de año.

Ufa... ¿otro saludo más? 
NO SEÑOR, SEÑORA U OTRO, este no es un saludo cualquiera, este va con verdadera honestidad (valga la redundancia), es por eso que no deseo que sean felices, ni que se hagan realidad sus deseos,  ni la paz mundial, ni nada de esos estereotipos semi hipócritas (¿acaso es posible eso de semi?) y un tanto pelotudos.

Lo que personalmente les deseo (me está molestando un poco ese termino, de aquí en más solo sinónimos) es que tengan un buen 2011 en el que hagan y les salgan las cosas lo mejor posible, que encuentren dichas y penas, que sepan valorar lo que tienen y lo que no, que puedan encontrar lo qu realmente importa y vale, y que den lo mejor de ustedes para intentar convertir esta Zoociedad en una Sociedad.

Levantaré mi copa por ustedes, lectores, lectoras y otros, por ustedes amigos, amigas, conocidos, conocidas, hermanos, familiares, por los que se irán por los que volverán y por los que llegarán, y brindaré por todos aquellos que lo merecen, y por mí, que al fin y al cabo soy el que importa ( :P )

ASÍ QUE YA LO SABEN, EN ESTE AÑO QUE COMIENZA ANHELO QUE DEN LO MEJOR DE SÍ, YO INTENTARÉ HACERLO, Y SHALÚ 




.... que son las Doce y hay que tirar bombas, ¿¿¿Dónde está el encendedor???

Les quiere Detaquito, desde el Almacén de las Cosas Perdidas ¡era Fin de Año del 2010!

Publicado en Detaquito.blog, ¡hace 5 minutos!

27.12.10

Tengo algo que decirte:

 

En Underground II te subimos la autostima, o al menos lo intentamos...

21.12.10

ESPECIAL DE NAVIDAD


El siguiente texto fue publicado originalmente en www.imperialybizcochos.blogspot.com, en el año 2008. Y ahora en el 2010 lo refritamos para que todos lo puedan disfrutar una vez más.




Tan solo otro 8 de Diciembre





Emiliano había visto el árbol de Navidad en el shopping, y desde hace varios días que “se puso pesado”. Quería armar el árbol a toda costa, y Emilio no lograba hacerle entender que había que esperar hasta el ocho, especialmente porque no tenía argumento para convencerlo. ¿Por qué el ocho? El ocho es el día de la virgen, ¿pero que tiene que ver? No creo que hubiese pinos nevados y con chirimbolos en Belén hace 2008 años…
Esos pensamientos pasaban por la mente de Emilio, así como las guirnaldas iban pasando alrededor del árbol de navidad. Ahora venían los chirimbolos, y Emiliano ya había roto algunos. “Ya hace rato que los viene rompiendo”, pensó Emilio, mientras esbozaba una sonrisa y veía como su hijo revolvía sin cuidado la caja de los adornos del árbol.

"Que ponele este chirimbolo, que ponele esto otro, que cuanto falta para navidad, que voy a pedir esto u esto otro, que por que no hay nieve como en la televisión, etc". Sin dudas, Emiliano estaba rompiendo los chirimbolos. Hacia más de una hora que estaba con esto. “¿Tanta dificultad tienen los niños de 4 años para mantener silencio?”, pensó Emilio.

Al principio todo comenzó con el alegre momento familiar de cumplir las fantasías a un niño, pero a esta altura ya estaba cansado.
Uno a uno los chirimbolos fueron ocupando su lugar en el árbol. Abajo los más grandes y cada vez más chicos en la medida que se subía hacia la copa. -Una obra de arte -comentó Emilio mientras tomaba distancia para ver mejor-, pero le faltan más azules. Por un momento se sintió animado, como si volviera a una segunda infancia, y corrió alegre hacia la caja de adornos. Al llegar se encontró con dos realidades. La primera era que de los azules solo quedaban unos pedazos, por lo que el árbol no tendrá la armonía necesaria. Y la segunda es que Emiliano ya se había aburrido y se había ido a jugar.
– ¡Deja que yo hago todo! –gritó enojado Emilio, aunque sabia que era mejor así, por la salud de los chirimbolos, y por su salud mental.

Solo faltaban las luces, que Emilio inteligentemente no había dejado al alcance de Emiliano. Pudo haber sido un desastre, y por eso dejó la caja en el galpón.
Yendo hacia el galpón Emilio pasó por la cocina. Allí estaban Emily, y el abuelo Emil que tenia la televisión a todo volumen. “Pobre el viejo”, pensó Emilio, “cada vez esta más sordo, y desde hace un tiempo que no entiende nada”.
–¿Te falta mucho con eso? –le preguntó Emily alzando la voz.
–No, ya casi termino –respondió Emilio.

Pero la verdad era otra, solo que Emilio no lo sabia. Cuando abrió la caja de las luces descubrió que las guías de luces estaban todas entreveradas, convertidas en un nudo gigante.
Media hora mas tarde Emilio terminó de desenredar la madeja. Colocó las luces y se dispuso a enchufarlas. Todo parecía haber llegado al final, pero el único final fue el de la vida útil de las luces. No prendió ni una sola.
–Termina con eso de una vez, y veni a comer –le gritó Emily desde la cocina. Pero Emilio pretendió no oírla y se puso en camino al super 24hs.

Recordó a todas las madres del mundo, y puso en duda su reputación por ejercer la profesión más vieja del mundo. –¡¿Cómo puede ser que estuviesen todas quemadas?! –pensó Emilio- , ¡puedo jurar que el año pasado las guarde ordenadas, y que todas funcionaban!

Y el super fue la solución. Allí le vendieron lo mejor de la mano de obra pseudo-obrera (o pseudo-esclava) china: una guía de luces musical de 5 metros de largo. La musiquita era perturbadora, pero era lo que había, y terminar de armar el árbol ya era un desafío.

Las luces colocadas prendían y apagaban en una perfecta sincronía, la musiquita de villancicos sonando, los chirimbolos, las guirnaldas, la estrella en la copa del árbol… solo faltaba que estuviera nevando para que fuera perfecto. Emilio llamó a la familia con aire triunfal.
Primero llegó Emiliano, quien se paró a la derecha de su padre.
–¿Y? –le dijo Emilio.
–Esta bien, pero el árbol de Mateo es más grande –respondió Emiliano.
Luego entro Emily a la habitación. Se detuvo a la izquierda de Emilio y le dijo: “al fin terminaste”.
Y allí hubo un instante en que los tres guardaron silencio contemplando el árbol. En ese momento ingresó el abuelo Emil con su lento caminar. Se tropieza con el cable de las luces, y tira el árbol de navidad al suelo, ante la mirada atónita de los otros miembros de la familia.
–El año que viene nos hacemos budistas, vegetarianos, comunistas, ¡lo que sea!, ...pero árbol… ¡ya no mas! –dijo enfadado Emilio.
–El año pasado dijiste lo mismo –replicó Emily.

El_Hincha
FELICES FIESTAS PARA TODOS!!!

19.12.10

TE AMO


Muchos dicen que Montevideo es una ciudad gris, apagada, avejentada, y melancólica. Pobres ingenuos, Montevideo tiene un poco de todo, al igual que la mayoría de las ciudades propiamente dichas. Es cierto que a veces priman las tonalidades grisáceas, pero me atrevo a decir que esta ciudad es una urbe verde.

Pocos son los afortunados de vivir en una ciudad como esta, que si, al igual que todas tiene sus contras y contradicciones, pero no es para decir que es una ciudad gris, y en todo caso, si así lo fuera, deberíamos saber disfrutarla mas.

Demasiados montevideanos se sorprenderían de lo poco que conocen a su cuidad, desde las recónditas esquinas que esconden secretos de amores jóvenes, a los oscuros pasajes que ocultan muertes y desilusiones.

Montevideo tiene un prado mágico, en donde ocurren cosas que muy pocos logran ver, cosas que escapan a la mayoría, que atrapada en el espiral de la vorágine del sin sentido, no se detiene a contemplar los misterios intrínsecos y adquiridos que esconde el lugar.
Lugares que cuentan historias, lugares que marcan a fuego tu corazón, lugares que quitan vidas, lugares que despiertan el llanto, lugares que dan la felicidad eterna, lugares oscuros que roban el alma de los desprevenidos, lugares que regalan ilusiones, lugares...



Montevideo está llena de lugares, ¿qué tal si los conocemos?
¿Venís? Te espero.

Así te muestro la cuidad que tanto amo.

Foto extraída de http://rincones-beatrizbugallo.blogspot.com/

18.12.10

ACA, EL_HINCHA





En medio de un razonamiento “gorzyniano” estaba calculando cuantos partidos le faltaban a El Tanque para ser campeón del Mundial de Clubes, cuando me sonó el celular.

–Creo que es hora de cambiar el ringtone –pensé, mientras se escuchaba “Whiney Whiney” de Willi One Blood.

En la pantalla se divisaba un nombre: Detaquito. Y en mi mente aparecía el recuerdo de cierto dinero que nunca le fue devuelto.
Iba a dejar que lo atendiera la contestadora, pero el mensaje que grabé (y que no encuentro la manera de borrar) es aun más vergonzoso que la deuda antes mencionada. Así que lo atendí.

–¿Cómo andas, fiera? –me dijo con entusiasmo, antes de que yo pudiera decir siquiera “hola”.
–Bien… todo en orden… ¿Qué contás? –le pregunté.
–Necesitaría que hablemos –me respondió.
–Si es por lo de los 500 pesos, justo estoy por recibir un cheque de Google…
–No, era por otra cosa… pero ahora que lo mencionás…
–No… dejá… pero “la otra cosa”… ehmm… hablamé de “la otra cosa” por lo que llamaste –le dije tratando de acomodar la situación viento a favor.
–Bueno… ¿Quién crees que gane la Formula 1 el año que viene? –me preguntó con el mismo entusiasmo que al principio de la conversación.
–No se, y no me interesa. Me aburre la Formula 1. ¡Y no puedo creer que llamaste para esto! –respondí con cierta rudeza.
–A mi me aburre y no me interesa la porquería de blog que escribís, y sigo entrando igual –me dijo enojado.

Luego de una larga conversación, donde cada uno puso en duda la integridad moral de las mujeres de la familia del otro, el tema derivó en el blog “Underground II”… y acá me tienen… escribiendo para U-II. No se como llegamos a esto… pero es lo que sucedió.

Yo se que muchos de ustedes están pensando: “¡uh que bueno!, El Hincha, el de elhinchafm”. Pero no soy ese… yo soy El_Hincha de Imperial y Bizcochos.
Simplemente un día descubrí que estaba este otro El Hincha… y ya era demasiado tarde para cambiarme el nombre (de hecho, sospecho que yo tenia el nombre primero, pero de eso se esta encargando el Dr. Silverman), así que terminé por ponerme un “_”.



Sin más que decir… me voy a quedar por acá… silbando bajito y esperando que se me caiga una idea (o que pinte un “refrite” heredado de mi blog).

El_Hincha 

6.12.10

Publicitemos U-II

Te necesitamos.


Underground II te necesita! La esencia del proyecto U-II es la colaboración para lograr entre TODOS conocer los distintos puntos de vista, opiniones, pareceres, anécdotas,  investigaciones, creaciones artísticas, en fin, lo que cada quien desee expresar y dar a conocer a la comunidad, no solo la de U-II, sino Blogger y por que no decirlo, el mundo entero.

Por eso necesitamos tu ayuda, puedes colaborar escribiendo para Underground II (solo debes rellenar este formulario) ó difundiendo la idea, ya sea insertando el banner (*) de U-II en tu blog (obten el código HTML en la página principal), o por otros medios -como los comentarios boca a boca, arte urbano (stencils), facebook, twitter, etc.- pero cuidado, no hagas SPAM.

Desde ya, agradecemos tu ayuda!

¡¡¡Y si tienes alguna forma creativa de difundir el proyecto U-II, o como hacer para mejorarlo, solo dila!!!